HISTORIA

Fundación de la Pcia. de La Rioja

La fundación de nuestra ciudad correspondió a la Corriente Colonizadora del Norte, es decir organizada en Perú. Segun el historiador Dardo de la Vega Díaz, la expedición partió, en su tramo último, desde Santiago del Estero con rumbo impresiso. Se dirigían hacia el valle de los diaguitas en los primeros días de enero de 1591; según Marcelino Reyes partió en febrero del mismo año y según Angel V. Carrizo supone la partida al mes de mayo. Ramirez de Velazco asume el mando de la expedición, designa maestro de campo al propio Blas Ponce, Alféres General a su hijo homónimo y escribano de actuación a Luis de Hoyos que habría de protocolizar la posteridad con idoneidad material y con destreza de historiador las alternativas de la empresa.

El propio gobernador de Tucumán, Ramirez de Velazco, encabezó la columna. El escribano Luis de Hoyos afirma, por una parte que a los diez días del mes de mayo de dicho año la expedición entró en el valle que llamaban "Yacampis" y hace constar que caminaron cuarenta y siete días. Un elemental calculo permite señalar como fecha probable de partida el 24 de marzo de 1591. Sobre el número de participantes en la jornada e inventario de pertrechos para la fundación existen varias referencias mas o menos coincidentes; setenta hombres, setecientos cincuenta caballos de guerra y carga, ovejas y carneros. Los datos acerca del itinerario son más escasos. El escribano nos da a entender que la expedición salió en dos columnas por caminos diferentes, una al mando del gobernador y otra al mando de Blas Ponce; el 1ero. pasó por San Miguel de Tucumán y el 2do por otro camino y ambos se unieron en la zona de la Cuesta del Totoral. Don Luis de Hoyos nos dá su testimonio que la expedición entró en territorio diaguita por el valle de Catamarca. La llegada al Valle de Yacampis se produjo en la madrugada del 10 de mayo, tomaron como treinta personas entre chicas y grandes y entre ellas se prendió al cacique de los indios. Velazco entendió que era de suma importancia que los naturales comprendiesen que no venían ha hacerles mal sino todo lo contrario. Esta actitud por un lado y el temor a las armas por otro, determinaron su sometimiento sin resistencia. A los veinte días de dicho mes de mayo se procede a la fundación. El gobernador saca el estandarte real de su Majestad, y lo pone en mano de su hijo, el Alferez General, que a caballo da una vuelta alrededor de la que sería la plaza, acompañado por todos los capitanes y soldados; se ubica en el centro del campo , el gobernador se apeó de su caballo y tomando el estandarte real expresó con fuerte voz; España, España, España, anuncia a la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja en nombre del Rey Don Felipe; clavó un rollo (de madera) diciendo ser árbol de justicia civil y criminal, apoya en él su espada y toma poseción de la nueva ciudad. Apenas concluída esta ceremonia y considerando de mucha necesidad designar, el gobernador procedió a nombrar las autoridades.

Después de la ceremonia de fundación, el gobernador ordenó el trazado del sector urbano y la distribución de solares . Como debía regresar a Santiago del Estero , nombra teniente de gobernador a su maestre de campo Blas Ponce ; también se organiza el primer cabildo de La Rioja , siendo el Alcalde por el resto de 1591 el hidalgo don Pedro Lopez Zenteno. Además , agregamos que la religión cumplió una misión importante en la conquista y colonización , con la cristianización de los naturales. Los franciscanos fueron los primeros en establecerse en nuestra ciudad, presenciando con la Cruz la fundación.

La Rioja colonial:

Vencida la permanente amenaza de los indios , comenzó una apacible vida rural , basada en la incipiente actividad agrícola ganadera, con la explotación minera en la región de Famatina . Antes de finalizar el siglo XVI se fundó la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca , perdiéndose así todo el territorio del noroeste y disminuyendo las posibilidades económicas. Durante el siglo XVIII , la campaña fué adquiriendo más importancia que la capital , concentrando mayor cantidad de habitantes que trataron de aprovechar los fertiles valles en la región montañosa y los bosques de la costa baja y alta de los llanos . Al promediar el siglo , toda la población no alcanzaba a 10.000 almas.